martes, febrero 09, 2016

Chico Sosa el bodeguero de Boconó

Chico Sosa
Las pulperías aumentaron su presencia en Venezuela durante la colonia, más específicamente en los siglos XV y XVI; estos eran lugares donde las personas encontraban variados y disimiles  artículos, entre estos, bebidas, comestibles, implementos agrícolas, además vendían mercería.
Por lo general las personas aparte de adquirir algún producto en la pulpería, se reunían allí cuando llegaban a la ciudad procedente del campo, iniciando amenas tertulias las cuales se acompañaban con la ingesta de bebidas alcohólicas. Estos encuentros de conversaciones con distintos temas, se prolongaban por varias horas, en ocasiones la vista se ponía borrosa y las personas perdían el equilibro, pero alegres y contentos salían del lugar a veces caminando en zigzag, o en un pasito adelante y varios para atrás.
Boconó  no escapó a las pulperías, una de ellas aún se mantiene activa desde el año 1930 del siglo XX, regentada en un principio por los hermanos Jesús María y Juan Luis Sosa Rivero, ambos oriundos de Trujillo, instalaron su negocio en Pueblo Nuevo, sitio comercial de la parte baja del Jardín de Venezuela.
Esta pulpería hoy en día es propiedad de Francisco Domingo Sosa Rivero (Chico Sosa), nació en Trujillo el 22 de  octubre de 1922, contaba con 15 años cuando motivado por sus hermanos se traslada a Boconó; comenzó a trabajar en el negocio de la familia; hijo de Rafael María Sosa y Virginia Rivero de Sosa (ambos nativos de Trujillo); tuvo otros hermanos Víctor, Rafael Antonio y Miguel Ángel.
Los hijos de Chico Sosa son: Francisco Javier y Dariela Sosa Quevedo, es católico practicante; recuerda que cuando llegó a Boconó las calles eran de piedra, no había alumbrado público y muy pocos carros. En su establecimiento su puede encontrar: vela de cebo, alpargatas, cotizas, sombreros, dictamo real (rama a la que le atribuyen propiedades para rejuvenecer), velas, refrescos, mecates, brochas de cabuya, machetes, escardillas, palas, picos, licor seco, chimo, miel de abeja, platos de peltre y sombreros.
Gran variedad de objetos a la venta
También puede adquirir en este lugar, otros objetos como: pocillos, bacinillas (vasos de noche), jabón de tierra, vela de graso, agua florida (para el dolor de cabeza, mareos), cucharones, brochas, parrillas, sal en grano, kerosén, manteca de cochino, plantas medicinales, cal y almidón criollo.
Relata Chico Sosa que muchos años atrás la gente luego de comprar algo, reclamaban su ñapa, el dueño de la bodega les obsequiaba por cuenta de la casa, un caramelo, una acema,  o un trozo de papelón.
Al principio su establecimiento lo abría a las 6 am y lo cerraba a las 10 de la noche; en el mismo sector de Pueblo Nuevo existían otros comerciantes Rómulo Contreras, Nemecio Torres, Víctor Venegas y Víctor Cegarra, todos ya fallecidos. Actualmente Francisco Domingo Sosa Rivero, labora en su negocio Inversiones Chico Sosa, desde las 10 de la mañana hasta las 5 pm.

Otra historia de Boconó en el tiempo  

1 comentario:

  1. excelente profesor. siempre es importante el rescate de la memoria histórica y como lo es en esta oportunidad por medio de la historia de las localidades, me parece que este tipo de trabajos hace crecer nuestro sentido de pertenencia el cual necesitamos para valorar mas nuestra tierra.
    como dice nuestro Mario Briceno para conocer la gran patria hay que empezar por la patria chica.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...