miércoles, agosto 27, 2014

José Prisco Villasmil Rojas un filántropo de la medicina

Tumba del Dr Villasmil Rojas en cementerio de Boconó

José Prisco Villasmil Rojas nació en Boconó el 16 de septiembre de 1864, sus padres fueron Prisco Villasmil e Inginia Rojas Ruíz de Villasmil. Cursó el bachillerato en el  Colegio Federal de Los Andes de la ciudad de Trujillo.
Finalizada este etapa viaja a Caracas, formaliza su inscripción el 14 de octubre de 1884 para cursar Ciencias Médicas en la Universidad Central de Venezuela; el rector Dr. Agustín Istúriz en 1890 le extiende el título de Doctor en Ciencias Médicas, luego de haber aprobado el examen que abarcó el siguiente temario: Fiebre Tifo-malaria, tratamiento del reumatismo e indicaciones y contraindicaciones de la digital.
Convertido en  doctor regresa Boconó, se dedica a prestar asistencia a las personas más desposeídas, su filantropía se pone en práctica; visita las casas más humildes, sus servicios son requeridos en Tostós, Niquitao, Campo Elías, San Miguel, Batatal y Trujillo. Se moviliza en caballo para llegar al destino requerido; desempeñó  la medicina interna y la cirugía con probados diagnósticos. Este médico enfrentó muchas limitaciones; luchó con varias enfermedades endémicas (Fiebre tifoidea, tuberculosis, paludismo y difteria).
Cuando su actividad altruista e inteligencia estaban en pleno auge, contrae una penosa enfermedad infecciosa que le quitó la vida, fallece en la ciudad que la vio nacer el 16 de diciembre de 1908 a las 11 y 30 pm, contaba para la fecha con 44 años; los boconeses al enterarse de su deceso le rindieron una sentida manifestación de duelo público.
La gente se disputó el honor de llevar el féretro de este ciudadano hasta su última morada; los restos del Dr. Prisco Villasmil Rojas recibieron sepultura a altas horas de la noche; esto ameritó el uso de lámparas y velas para alumbrar el cortejo fúnebre y la inhumación del cadáver. Para ese año la energía eléctrica en Boconó no existía.
En el cementerio le fue construido un monumento cuyo dinero se obtuvo por aportes populares, rindiéndole un merecido homenaje a éste meritorio hijo de Boconó como lo fue el Dr. José Prisco Villasmil Rojas.

En el sector Corazón de Jesús de Antimano Caracas, fue fundada en 1962 una escuela por iniciativa el Rotary Club, la institución fue honrada con el nombre de este ciudadano, que a entender de sus promotores practicó la filosofía rotaria sin saberlo, de allí que su labor hizo méritos para tal homenaje. Hoy en día la referida escuela está bajo los preceptos de Fe y Alegría.    

1 comentario:

  1. Me gustó este detalle: "se dedica a prestar asistencia a las personas más desposeídas, su filantropía se pone en práctica; visita las casas más humildes, sus servicios son requeridos en Tostós, Niquitao, Campo Elías, San Miguel, Batatal y Trujillo. Se moviliza en caballo para llegar al destino requerido; desempeñó la medicina interna y la cirugía con probados diagnósticos. Este médico enfrentó muchas limitaciones; luchó con varias enfermedades endémicas (Fiebre tifoidea, tuberculosis, paludismo y difteria)."

    Al leer esto me recordé del Dr. Jorge Valbuena Petit por su abnegación.

    Saludos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...